Oct 06, 21

Cuidado del Hígado e Intestino

El hígado y el intestino son dos componentes fundamentales de nuestro sistema digestivo y desempeñan un papel crucial en la salud general de nuestro cuerpo. Cada uno tiene tareas específicas y, juntos, trabajan en estrecha colaboración para asegurar que los nutrientes sean absorbidos adecuadamente y los desechos sean eliminados eficientemente.

 

Funciones del Hígado

 

El hígado es un órgano multitarea que realiza una variedad de funciones esenciales. Una de sus tareas más importantes es la desintoxicación, donde filtra y neutraliza sustancias nocivas en nuestra sangre. Además, el hígado almacena glucógeno, una forma de energía, y produce bilis, que es necesaria para la digestión de las grasas. También regula los niveles de glucosa en sangre y sintetiza proteínas esenciales.

 

Funciones del Intestino

 

El intestino, por otro lado, está implicado en la absorción de los nutrientes que obtenemos de los alimentos. Es en el intestino delgado donde ocurre la mayor parte de la absorción de nutrientes, como vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas. Además, el intestino grueso alberga una comunidad diversa de microorganismos, conocida como microbiota intestinal, que juega un papel vital en la digestión, el metabolismo y el sistema inmunológico.

Estos dos órganos están conectados de manera integral en la función digestiva. La bilis producida por el hígado se almacena en la vesícula biliar y se libera en el intestino delgado para ayudar en la digestión de grasas. Además, la microbiota intestinal tiene un impacto directo en la función hepática, ya que metaboliza ciertas sustancias y ayuda a eliminar desechos tóxicos del cuerpo.

En resumen, la salud del hígado y el intestino no solo es importante para la digestión y el metabolismo, sino que también tiene un impacto significativo en la salud general. En las secciones siguientes, exploraremos cómo podemos mantener estos órganos vitales en su mejor estado a través de una alimentación adecuada y un estilo de vida saludable.


Artículo relacionado: Glifosato y el Síndrome del Intestino Permeable

 

Factores de Riesgo

 

Hoy en día alimentarse sanamente se ha vuelto un reto, más aún en centros urbanos donde los alimentos altamente procesados (enlatados, en cajas, preparados) han desplazado a los alimentos frescos.

 

Para proteger al hígado es vital reducir los azúcares (glucosa y fructosa), los carbohidratos y carbohidratos refinados. Es esencial eliminar los refrescos, bebidas procesadas o bebidas muy azucaradas y también limitar la ingesta de pan y pasta.

 

Para apoyar al sistema digestivo es importante tener una microbioma variada y abundante. Estas bacterias crean la barrera intestinal que evita que traspasen al torrente sanguíneo las sustancias perjudiciales. Cuando se dañan las barreras se crean espacios entre las células de la pared intestinal, a causa de sustancias específicas en la comida (toxinas, gluten, glifosatos, metales pesados, etc.) Esto da lugar a procesos inflamatorios con diferentes consecuencias, como alergias a alimentos.

 

Tenemos que aumentar la cantidad de fibra que ingerimos ya que la bacteria intestinal se alimenta de la fibra contenida en los alimentos. Si no alimentamos adecuadamente las bacterias, entonces estas van atacando nuestro intestino, causándonos inflamaciones y colitis.

 

Artículo Relacionado: Conociendo tu Fibra

 

Alimentos Beneficiosos

 

Una dieta equilibrada es fundamental para mantener la salud del hígado e intestino. La elección de alimentos adecuados puede proporcionar los nutrientes esenciales y las sustancias que ayudan a promover la función óptima de estos órganos vitales. Aquí te presentamos una lista de alimentos que son particularmente beneficiosos para tu hígado e intestino:

 

  1. Verduras de Hojas Verdes: Las verduras de hojas verdes, como espinacas, kale y acelgas, son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales que ayudan a proteger el hígado y favorecen la digestión. Estas verduras también son una excelente fuente de fibra, que es esencial para mantener un sistema digestivo saludable.

 

  1. Frutas Ricas en Fibra: Frutas como manzanas, peras y ciruelas son altas en fibra, lo que contribuye a la regulación del tránsito intestinal y previene el estreñimiento. Además, estas frutas contienen antioxidantes que ayudan a combatir el estrés oxidativo en el hígado.

 

  1. Alimentos Probióticos: Los alimentos ricos en probióticos, como el yogur, el kéfir y el chucrut, son esenciales para mantener una microbiota intestinal saludable. Los probióticos son bacterias beneficiosas que mejoran la digestión y fortalecen el sistema inmunológico.

 

  1. Grasas Saludables: Incorpora grasas saludables en tu dieta, como las que se encuentran en el aceite de oliva, aguacates, y nueces. Estas grasas son esenciales para la absorción de vitaminas liposolubles y son menos exigentes para el hígado en comparación con las grasas saturadas.

 

  1. Pescado Rico en Ácidos Grasos Omega-3: El pescado graso, como el salmón y el atún, es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3 que tienen propiedades antiinflamatorias y beneficiosas para el hígado.

 

  1. Legumbres: Las legumbres, como lentejas y garbanzos, son ricas en fibra y proteínas. Estos alimentos ayudan a mantener el equilibrio de azúcar en sangre y proporcionan nutrientes esenciales para la función hepática.

 

  1. Frutos Secos y Semillas: Almendras, nueces y semillas de chía son ricos en fibra, grasas saludables y antioxidantes que apoyan la salud del hígado e intestino.

 

  1. Té Verde: El té verde es conocido por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Beber té verde regularmente puede ayudar a proteger el hígado y mejorar la salud intestinal.

Incorporar estos alimentos beneficiosos en tu dieta diaria es un paso importante hacia el mantenimiento de la salud del hígado e intestino. Además, recuerda la importancia de mantener una dieta equilibrada y variada para obtener todos los nutrientes esenciales que necesitas para un funcionamiento óptimo de estos órganos vitales.



Referencias:



(n.d.). Consejos para cuidar el hígado. Natursan. https://www.natursan.net/cuidar-el-higado/

 

(n.d.). 13 formas de tener un hígado sano. American Liver Foundation. https://liverfoundation.org/es/centro-de-Recursos/blog/13-formas-de-tener-un-h%C3%ADgado-sano/


(n.d.). 6 alimentos saludables para el hígado. Healthline. https://www.healthline.com/health/es/alimentos-saludables-para-el-higado

Por: Equipo Elevaté

Artículos Relacionados

Apr 03, 24

Entendiendo los términos: Hipoglucemia y Antiglucemia

LEER MÁS

Muchos términos médicos pueden ser difíciles de entender. Un ejemplo es la diferencia entre medicamentos o suplementos con efecto antiglucemiante e hipoglucemiante. Para comprender la diferencia consulta esta guía.

Apr 01, 24

Riesgos de los Medicamentos GLP1: Una Comparativa de Regulaciones en USA, Europa y México

LEER MÁS

Los medicamentos GLP1 suponen un avance científico enorme que puede ayudar a millones de personas pero sus efectos aún no pueden ser evaluados a rigor. Las agencias regulatorias jugarán un papel fundamental.

Apr 01, 24

Principales enfermadades autoinmunes en México

LEER MÁS

Las principales enfermedades autoinmunes en Méxio son la diabetes tipo 1, artritis reumatoide, lupus o síndrome de hashimoto. Todas estás relacionadas con los estilos de vida contaminados por la alimentación, falta de ejercicio, el estrés y el deficiente descaso.

@ElevateBotanica