Sep 14, 23

CONSEJOS PARA MEJORAR LA DIGESTIÓN Y MANTENERLA SANA

Todos sabemos que la digestión es el proceso mediante el cual los alimentos que ingerimos se descomponen y se transforman en nutrientes que nuestro cuerpo puede absorber y utilizar.

 

Pero veamos aquí paso a paso cómo funciona la digestión:

 

  1. El proceso comienza en la boca, donde los dientes muelen y trituran los alimentos cuando masticamos, y las enzimas presentes en la saliva comienzan a descomponer los carbohidratos.
  2. Después de masticar, los músculos de la garganta permiten que el alimento triturado pase por el esófago, un tubo muscular que conecta la boca con el estómago. Estas 2 primeras etapas son las únicas que realizamos voluntariamente y podemos hacerlo de forma que ayudemos a una mejor digestión, masticando más veces antes de deglutir o tragar! A partir de este paso el sistema parasimpático se hace cargo de la digestión.
  3. El alimento ingresa al estómago, donde se mezcla con los ácidos gástricos y las enzimas digestivas. Los ácidos ayudan a descomponer las proteínas y las enzimas continúan descomponiendo los carbohidratos y las grasas.
  4. El alimento parcialmente digerido, conocido como quimo, pasa al intestino delgado. Aquí, el hígado y el páncreas liberan enzimas adicionales para continuar la descomposición de proteínas, carbohidratos y grasas. Los nutrientes resultantes son absorbidos a través de las paredes del intestino delgado hacia la corriente sanguínea.
  5. Los nutrientes absorbidos, como los aminoácidos de las proteínas, los ácidos grasos de las grasas y los azúcares simples de los carbohidratos, son transportados a través de la sangre a las células de todo el cuerpo para su uso en el crecimiento, la reparación y el mantenimiento.
  6. Los residuos no digeribles, como la fibra y otras sustancias no absorbibles, pasan al intestino grueso, donde se absorbe agua y se forma el material fecal.
  7. El material fecal se almacena en el recto hasta que se produce la evacuación a través del ano en forma de heces.

 

 

 

LA DIGESTIÓN ES EL PROCESO MEDIANTE EL CUAL LOS ALIMENTOS SE DESCOMPONEN Y TRANSFORMAN EN NUTRIENTES QUE NUESTRO CUERPO ABSORBE Y UTILIZA.

Cada etapa involucra una serie de procesos bioquímicos y mecánicos más complejos de los que se mencionan aquí, pero esta descripción básica te dará una idea de cómo funciona la digestión en tu cuerpo.

 

La digestión nos proporciona la energía necesaria para llevar a cabo todas las funciones diarias.

 

  • Los carbohidratos se descomponen en glucosa, que es la principal fuente de energía para el cuerpo.
  • Las grasas también se descomponen y se utilizan como fuente de energía.
  • Los nutrientes obtenidos a través de la digestión son fundamentales para el crecimiento y la reparación de tejidos en el cuerpo.
  • Las proteínas se descomponen en aminoácidos, que son los bloques de construcción para la síntesis de nuevas proteínas utilizadas en el crecimiento de tejidos, como músculos, huesos y órganos.

 

El sistema digestivo también desempeña un papel clave en el sistema inmunológico. Una parte significativa de nuestro sistema inmunológico se encuentra en el tracto digestivo, y la digestión adecuada ayuda a mantener un equilibrio saludable de bacterias beneficiosas en el intestino.

 

Artículo relacionado: Ayuda a tu Salud Intestinal: Receta de Caldo de Hueso

 

La digestión no solo se trata de la absorción de nutrientes, sino también de la eliminación adecuada de los desechos. A medida que los alimentos se descomponen y los nutrientes se absorben, los residuos no digeribles se convierten en heces, que deben eliminarse del cuerpo para mantener la salud y evitar la acumulación de toxinas. Un tracto digestivo sano que funciona adecuadamente es fundamental para el bienestar general de todo nuestro organismo.

 

UN TRACTO DIGESTIVO SANO QUE FUNCIONA ADECUADAMENTE ES FUNDAMENTAL PARA EL BIENESTAR GENERAL DE TODO NUESTRO ORGANISMO.

 

 

El sistema nervioso autónomo controla muchas funciones involuntarias en nuestro cuerpo, incluida la digestión. El estado parasimpático es una de las dos ramas principales del sistema nervioso autónomo y se asocia con la relajación, la digestión y el descanso. Cuando el cuerpo está en estado parasimpático, se promueve la actividad digestiva óptima. El estado parasimpático provoca una vasodilatación en los vasos sanguíneos que irrigan el sistema digestivo. Esto aumenta el flujo de sangre hacia el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso, lo que mejora la absorción de nutrientes y facilita el proceso digestivo.

 

El estado parasimpático también estimula la producción de enzimas digestivas en el estómago y el páncreas. Estas enzimas son necesarias para descomponer los alimentos y facilitar su absorción en el intestino. Ayuda a regular las contracciones musculares en el intestino, lo que es esencial para el movimiento adecuado de los alimentos a lo largo del sistema digestivo. Esto favorece la absorción de nutrientes y previene problemas como el estreñimiento.

 

Para lograr el estado parasimpático y favorecer una digestión óptima, puedes seguir estos consejos:

 

  • Comer en un entorno relajado: Intenta crear un ambiente tranquilo y sin estrés alrededor de las comidas. Evita comer apresuradamente o cuando estés estresado. Tomarte tu tiempo para comer y disfrutar de las comidas puede ayudar a activar el estado parasimpático.
  • Practicar técnicas de relajación: La meditación, la respiración profunda, el yoga y otras técnicas de relajación pueden ayudar a reducir el estrés y activar el sistema nervioso parasimpático.
  • Evitar comer en exceso: Las comidas grandes y pesadas pueden ejercer una carga adicional en el sistema digestivo. Trata de comer porciones adecuadas y escucha las señales de saciedad de tu cuerpo.
  • Optar por alimentos fáciles de digerir: Incluir alimentos ligeros y fáciles de digerir en tu dieta, como vegetales de hoja verde, sopas, caldos, proteínas magras y frutas frescas, puede facilitar la digestión y ayudar a activar el estado parasimpático.
  • Hacer ejercicio moderado regularmente: El ejercicio regular puede ayudar a equilibrar el sistema nervioso autónomo y promover una digestión saludable. Elige actividades que disfrutes, como caminar, nadar o practicar yoga.

 

Algunos tipos de comida causan problemas de digestión. Es importante tener en cuenta que la tolerancia y la respuesta a los alimentos varían de una persona a otra.

 

Artículo relacionado: Conociendo tu Fibra

 

Algunos de los alimentos comunes hoy día que se han asociado con problemas digestivos incluyen:

 

  • Alimentos ricos en grasas saturadas o grasas procesadas dificultan la digestión y causan malestar estomacal, especialmente si se consumen en grandes cantidades. Estos alimentos incluyen comidas fritas, alimentos procesados y alimentos grasosos. Evitar especialmente las grasas trans o aceites hidrogenados.
  • Algunas personas pueden tener intolerancia a la lactosa, que es el azúcar presente en los productos lácteos. Esto significa que su cuerpo tiene dificultades para digerir la lactosa y puede experimentar síntomas como hinchazón, gases, cólicos y diarrea después de consumir productos lácteos. Alimentos que causan sensibilidad o intolerancia: Ciertos alimentos pueden desencadenar problemas digestivos en personas con sensibilidades o intolerancias alimentarias, como el gluten en caso de enfermedad celíaca o ciertos alimentos que causan alergias.
  • Los alimentos altamente procesados, como las comidas rápidas y los alimentos precocinados, suelen contener aditivos, conservantes y grasas trans que son difíciles de digerir y pueden causar malestar estomacal. Están asociados a la inflamación crónica y su consumo excesivo se relaciona con múltiples enfermedades crónico degenerativas.

 

Los mejores alimentos para la salud digestiva son aquellos que promueven una digestión adecuada, brindan nutrientes esenciales y favorecen un equilibrio saludable en el sistema digestivo.

 

Aqui tienes algunos ejemplos:

 

  1. Los alimentos ricos en fibra, como los granos enteros, las frutas, las verduras, las legumbres y las nueces, son excelentes para la salud digestiva. La fibra ayuda a promover movimientos intestinales regulares, previene el estreñimiento y proporciona alimento para las bacterias beneficiosas en el intestino.
  2. Los alimentos fermentados, como el yogur, el kéfir, el chucrut y el kimchi, contienen bacterias probióticas beneficiosas que promueven un equilibrio saludable en la microbiota intestinal. Estas bacterias pueden mejorar la digestión y fortalecer el sistema inmunológico.
  3. Mantenerse bien hidratado es esencial para una buena salud digestiva. El agua ayuda a ablandar las heces y facilita su paso a través del tracto intestinal, previniendo el estreñimiento. El agua se debe tomar entre comidas de preferencia, para no diluir los jugos gástricos esenciales para descomponer los alimentos.
  4. Las grasas saludables, como las encontradas en el aceite de oliva extra virgen, el aguacate, los frutos secos y las semillas, son importantes para la salud digestiva. Ayudan a lubricar los intestinos y promueven una digestión adecuada. Además, los ácidos grasos omega-3, presentes en pescados grasos como el salmón, las sardinas y las anchoas, también son conocidos por sus propiedades antiinflamatorias.
  5. Algunos alimentos, como la piña y la papaya, contienen enzimas digestivas naturales, como la bromelina y la papaína, respectivamente. Estas enzimas pueden ayudar a descomponer los alimentos y mejorar la digestión. Algunas especias tienen propiedades antiinflamatorias, como la cúrcuma, el jengibre, el ajo y la canela. Puedes incorporar estas especias en tus comidas para aprovechar sus beneficios digestivos.

 

Ahora ya conoces un poco más de cómo funciona tu digestión y cómo mejorarla para elevar tu salud!

Por: Lyssandra Guerra

Artículos Relacionados

Jun 07, 24

Los impactos devastadores de los herbicidas y pesticidas en la salud

LEER MÁS

Cada vez hay más evidencia del daño que herbicidas y pesticidas causan a la salud humana. En medio del dilema por la productividad del campo, estas sustancias (desgraciadamente) seguirán usándose de manera extensiva e intensiva. Protege tu salud digestiva con Vital Gut.

Jun 06, 24

Entendiendo las Causas del Deterioro Cognitivo en Adultos Mayores: Enfócate en tus Mitoconcrias

LEER MÁS

Tu capacidad cognitiva se deteriora conforme ganas edad. La clave para "entrenar" tu cerebro a seguir activo se reduce a entender el rol de la mitocondrias. Con este texto podrás diseñar una guía para comprender y tener en un menor deterioro cognitivo.

Jun 05, 24

Polifenoles: El Secreto (Más Accesible) a la Fuente de la Juventud

LEER MÁS

Los polifenoles son compuestos encontrados en frutas y vegetales que tienen múltiples beneficios. Las investigaciones demuestran su "superpoder" como apoyo metabólico. Principalmente son benéficos en adultos mayores.

@ElevateBotanica